La alopecía es un fenómeno natural. Nuestro experimenta diferentes fases de caída y regeneración capilar y "lo normal" es perder entre 50 y 100 diarios. El problema real llega cuando la cantidad que se pierde al día supera esas cifras.

Cerca del 99% de los hombres que sufren alopecia antes de lo deseado se lo deben a la genética. La calvicie es un rasgo que se transmite de generación en generación de manera hereditaria. Al crearse la información genética de los folículos pilosos, los genes responsables de la caída provocan que estos folículos sean sensibles a la hormona dihidrotestosterona DHT y quedan predispuestos a la alopecia ya para toda la vida. El DHT o hormona dihidrotestosterona es un derivado activo de la testosterona que favorece que no crezca y su caida.

Por desgracia, ésta información genética no se puede alterar. Los producidos por estos folículos son cada vez más débiles y finos, pasando poco a poco a dejar de producirse.

Si la alopecía por herencia genética es la principal causa de calvicie en los varones, hay otros factores que también pueden influir en este proceso:

- medicamentos y tratamientos antitumorales y derivados de la vitamina A, que provocan la caída generalizada mientras dura el tratamiento y posteriormente el crecimiento se recupera.

- estrés. En este caso la caida suele ser rápida. El estado original también se recupera de forma natural.

- problemas alimenticios, circulatorios, infecciones..etc. son otras causas que influyen en la calvicie pero que, al regresar nuestro organismo a sus niveles normales, se vuelve a regenerar.

El Minoxidil y el Finasteride son los medicamentos más usados para combatir la calvicie. Son los únicos que han demostrado clínicamente su efectividad. Consulte siempre a un especialista antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento.

Minoxidil: estimula el crecimiento capilar y produce una desaceleración de la calvicie. Es más eficaz en las personas menores de 40-45 años y cuando la pérdida es aún reciente. El minoxidil es más efectivo en la zona de la coronilla que en la zona de las "entradas" frontales. No llega a curar la calvicie en sí misma; si se suspende su tratamiento, la mayoría de los cabellos regenerados se vuelven perder en poco tiempo. Su tolerancia suele ser buena, Vease Rogaine.

Finasteride: es un medicamiento cuya principal indicación son las hipertrofias prostáticas benignas, pero que en cantidades netamente inferiores interfiere con un derivado de la testosterona, provocando mejoras en la caida capilar. Vease Propecia.

Autor: Bruno


Volver a la zona masculina

x; height:35px;" allowTransparency="true">

Autor: Bruno


Volver a la zona masculina