Sección para niños y niñas. A los más pequeños cualquier les sienta bien, y aunque a veces es difícil conseguir que vayan a la peluquería los resultados suelen ser muy divertidos, aunque es cierto que en ocasiones la experiencia puede ser un poco traumática tanto para los padres como para los más pequeños.

Los niños prefieren sentirse cómodos, con un corto, les gustan las crestas un poco atrevidas o alborotadas. Las niñas se decantan por las trenzitas, moñitos y coletas, y las encantan los cortes sofisticados para sus grandes acontecimientos como la comunión, con horquillas y diademas.

Cada vez son más las peluquerías diseñadas específicamente para ellos, que utilizan cochecitos con volante para sentarse, en vez de enormes y poco apropiados sillones de adultos, poseen DVD con películas infantiles, peines divertidos y multitud de sorpresas más, con las que conseguirás que sean ellos por fín los que te pidan volver.

De esta manera evitamos que ir a la peluquería sea una experiencia muy desagradable tanto para madres, como para niños. Con esta variedad de trucos conseguiremos que permanezcan quietos durante más tiempo, logrando un resultado rápido, bonito y lo más importante: sin "accidentes".


Autor: Bruno


Volver a la página de inicio