Casi todas hemos sufrido alguna vez el problema del exceso de grasa, ya que en diferentes épocas de nuestra vida se produce un exceso de producción de sebo en las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Este exceso de grasa o seborrea llega a colapsar y obstruir los poros pudiendo acelerar incluso la calvicie al ir tapando progresivamente los folículos pilosos por donde el sale hacia el exterior.

Este trastorno capilar suele ser producido por muchos factores, destacando entre todos ellos el estrés, la mala alimentación, contaminación o ambientes inadecuados (humo, cocinas con grasa), o diferentes trastornos hormonales.

Para corregir la seborrea capilar, desde esta web te sugerimos los siguientes consejos:

-Lavado. Es fundamental una higiene estricta y adecuada. Usando productos específicos para combatir la grasa, evitando el agua muy caliente en la ducha o el calor del secador, ya que se estimulan las glándulas sebáceas. También hay que evitar los masajes capilares (salvo los que se destinen a aplicar productos capilares específicos para tratar el problema), los cepillados diarios o agresivos, los secados enérgicos con la toalla...etc. que estimulan la producción del sebo.

- Alimentación. Se debe moderar la ingesta de grasas y azúcares, y decantarse por alimentos ricos en vitaminas A,B y E.

- Ambientes inadecuados, lógicamente trabajar en un ambiente grasiento como pueda ser una cocina proporciona un exceso de grasa a nuestra fibra capilar. Si frecuentas ambientes inadecuados por grasa o humo procura cubrirte la cabeza con cualquier prenda complementaria específica, si ello no es posible, como norma general debes evitar acostarte con el pelo sucio, tanto por humo, grasas ambientales como por gominas o ceras de .

Si crees que tienes un problema serio de seborrea debes acudir a un especialista dermatólogo o de tratamientos capilares.

Autor: Bruno

 

VOLVER