Cuando llega el verano, llega la época en la que más sufre nuestro .

Son numerosos los factores que estropean nuestro en verano: el sol, el cloro de las piscinas, la sal y el yodo del mar, los aires acondicionados..etc. dañan nuestra estructura capilar. Desde esta web te proponemos una serie de consejos para evitar que todos estos agentes externos estropeen el :

- El lavado. En verano hay que lavarse la cabeza con mayor frecuencia por el sudor, el mar o las piscinas. Usa un champú suave de uso frecuente, para agredir lo mínimo posible al cuero cabelludo en cada lavado. Si notas sequedad puedes acompañar al champú con un producto hidratante o nutritivo. El uso de mascarillas es muy aconsejable una vez por semana para mantenerlo en las condiciones óptimas. Lávate la cabeza después de cada día de playa o del baño en piscina para eliminar el cloro o el yodo y el salitre y recuerda usar productos de protección capilar para evitar el efecto negativo de los rayos del sol.

Nunca te acuestes sin haber eliminado antes ceras, lacas, gominas, salitres o cloros.

- El corte y el tinte adecuado. Si puedes procura utilizar tintes vegetales ya que son son la opción menos agresiva. Procura sanearte las puntas antes de irte de viaje y al volver de vacaciones. Te recomendamos cortes sencillos y que necesiten poco elemento fijador, o poco secador.

- Peinado. Evita el secador todo lo que puedas y cepíllate frecuentemente con cepillos suaves. No te hagas cepillados demasiado enérgicos o agresivos. Los geles y espumas de fijación también deterioran la fibra capilar, no abuses de ellos.

Autor: Bruno

VOLVER