Teñirse una misma no es una tarea difícil y tiene las ventajas de ser barato, rápido y con la comodidad de hacerlo en tu propia casa. Pero para que la tarea tenga un final feliz debes tener en cuenta una serie de pequeños consejos que te contamos a continuación:

Preparación: Aplícate un acondicionador adecuado dos días antes de proceder al tinte.

El tinte: Evidentemente no todos las marcas de tintes son iguales ni ofrecen la misma calidad. Te recomendamos elegir entre las marcas de reconocido prestigio aunque su precio sea algo superior y además son las más fiables en cuanto a la gama de colores que ofrecen y las que menos dañan el cabello. Sigue fielmente las instrucciones del fabricante durante todo el proceso.


Básicamente hay 3 tipos de tintes:
- los tintes permanentes, son los que más duran y mejor tiñen, gran variedad de colores pero usan productos químicos que pueden perjudicar la fibra capilar.
- los tintes temporales, con cada lavado van perdiendo el color poco a poco, pero no llevan tantos productos químicos. No permiten grandes cambios de colorido respecto a nuestro color original.
- los tintes vegetales, que apenas llegan a aclarar un tono sobre el color natural, pero son los menos dañinos. Son perfectos para el verano.

 

El color: Pasar de un tono de claro a un tono más oscuro no ofrece demasiados problemas y el resultado siempre es bueno, pero si queremos aclarar nuestro pelo no podremos bajar mas de 2 tonos en una misma sesión, ya que si lo hacemos el resultado no será nunca satisfactorio. La mejor opción sería acudir a un profesional para que primero quite el color natural de nuestro pelo con productos específicos para después nosotras aplicar el tinte en nuestra casa.

Estética: De esta forma, los mejores resultados se obtienen si el cambio de color no es demasiado llamativo, lo aconsejable es moverse dentro de las tonalidades cercanas a nuestro color natural..aunque a veces buscamos un gran cambio de color y lo mejor es hacerlo por pasos, con varios tintes separados un tiempo suficiente entre ellos.

Cuando ya te has teñido, la duración y el brillo que consigas dependerán del tinte utilizado y del color elegido, por ello es recomendable usar champús especiales para cabellos teñidos para proteger el color y potenciar al máximo su brillo.

Autor: Bruno

VOLVER